sábado, 18 de noviembre de 2017

Monasterio de san Jorge Koziba

 The Monastery of Wadi QeltEste monasterio se encuentra a nueve kilómetros de Jericó y 20 de Jerusalén. Está construído en un valle del desierto de Judea, que se llama Wadi Qelt. Es un lugar muy árido. Dentro de un gran valle se puede ver en la distancia este pintoresco monasterio. 

Entre las tradiciones asociadas a la ubicación de este monasterio se encuentran la visita de Elías, de camino hacia la península del Sinaí. También hay tradición de que en este lugar se produjo una escena de la vida de san Joaquín. Fue a ofrecer, como sacerdote que era, un sacrificio al templo, y alguien lo rechazó por no tener descendencia. Decidió ir al desierto cuarenta días para implorar a Dios un hijo. Se cuenta que, mientras lloraba en el lugar por la infertilidad de su mujer, santa Ana, recibió la visita de un ángel que le anunció la concepción de María. 

Es en este lugar, y en este valle aislado y estéril, donde un monasterio del siglo cuarto se aferra precariamente a las paredes de roca. Originalmente construido en torno a una cueva, el monasterio creció en el siglo quinto bajo los Griegos Ortodoxos, en el que su más famoso monje y homónimo Gorgias de Koziba habitaba el lugar. 

El Monasterio Ortodoxo de San Jorge se inició cuando unos monjes que buscaban la experiencia del desierto de los profetas, se asentaron en torno a una cueva donde se cree que Elías fue alimentado por los cuervos. 

El monasterio Griego Ortodoxo fue construido a finales del siglo quinto d.C. por Juan de Tebas, que se convirtió en un ermitaño y se trasladó desde Egipto hasta Siria y Palaestina en el año 480 d.C. El monasterio fue nombrado San Jorge después de que el más famoso monje viviera en el lugar: Gorgias de Koziba. 

Fue destruido en el año 614 por los persas, que se extendieron por el valle y masacraron a los catorce monjes que habitaban allí. Los huesos y cráneos de los monjes mártires aún se pueden ver hoy en día en la capilla del monasterio. 

Después de la invasión persa, el fue abandonado durante casi 500 años, hasta los intentos de restauración que fueron realizadas por bandas de cruzados en el siglo doce. Pero después de su expulsión, el monasterio volvió a caer en desuso. En 1878, un monje griego, Kalinikos, se estableció aquí y restauró el monasterio, terminando en 1901.

sábado, 11 de noviembre de 2017

El Cenáculo

Teológicamente la palabra Iglesia designa al pueblo creyente que Dios llama y reúne de todas partes para formar la asamblea de todos aquellos que, por la fe y el Bautismo, forman parte de un solo cuerpo, con Cristo a la cabeza. En la actualidad también designamos mediante la palabra iglesia al lugar físico dónde se reúne esa asamblea, aunque una palabra más exacta para referirse a él sería "templo".

¿Cuál fue el origen de estos lugares de encuentro que, a lo largo de la historia del cristianismo, han dado lugar a verdaderas joyas arquitectónicas? Para averiguarlo qué mejor que acudir directamente a la Biblia, concretamente a los Hechos de los Apóstoles, dónde ya se habla de una pequeña comunidad de discípulos que se reunían en el Cenáculo junto con la Virgen María y los once apóstoles en los días posteriores a la Ascensión de Jesucristo 

¿Qué es el Cenáculo? Es el salón en el que Cristo celebró la última cena e instituyó la Eucaristía. También es el lugar dónde a los 50 días de la resurrección del Señor, el Espíritu Santo descendió sobre los apóstoles en el día de Pentecostés: es el comienzo “oficial” de las actividades de la Iglesia.

La Tradición la sitúa en la colina occidental de Jerusalén, que hoy conocemos erróneamente como el Monte de Sión (El verdadero monte Sión de la época bíblica era el Monte del Templo, situado algo más al norte, dónde David trajo el arca de la alianza y donde más tarde su hijo Salomón mandó construir el primer Templo). Es una estructura de dos pisos dentro de un gran complejo de edificios en la cima del Monte Sión. El piso superior recuerda precisamente al relatado en los evangelios, mientras que el inferior contiene un cenotafio que, desde el siglo XII, es considerado como la tumba de David. Bajo este complejo se encuentran cimientos cruzados, bizantinos y, más abajo, romanos.

La vivienda que acogió el Cenáculo ha sufrido innumerables modificaciones a lo largo de la historia. Ya en los primeros siglos, se construyó una pequeña iglesia para acoger el lugar, la cual fue aumentando de tamaño con el tiempo. En el siglo IV d.C. los bizantinos transformaron esta pequeña iglesia en una gran Basílica a la que denominaron “Santa Sión”, pero solamente cien años después fue totalmente destruida por los persas. Hubo que esperar a la conquista de la ciudad de Jerusalén por el ejército cruzado para la reconstrucción en esos cimientos de un monasterio y la iglesia de Santa María del Monte Sión y del Espíritu Santo.

Esta nueva edificación no corrió mejor suerte que la anterior y por orden del Sultán Al Hakem en el año 1219 fue demolida dentro de un plan urbanístico de toda la ciudad que conllevaba la eliminación de las murallas y contrafuertes que rodeaban a la ciudad de Jerusalén. Sólo quedo en pie la capilla del Cenáculo con el cenotafio y la tumba de David debajo de él. Hubo que esperar a la llegada en el siglo XIV de los franciscanos, los cuales recibieron en custodia y propiedad estos terrenos para que levantaran en la parte sur un pequeño convento cuyo claustro todavía se puede visitar en la actualidad.

En 1552 los frailes franciscanos fueron obligados a marcharse de Tierra Santa y el santuario volvió a caer en manos musulmanas, el edificio fue nuevamente modificado para convertirse en una mezquita. El Cenáculo cayó en zona israelí en 1948, y los musulmanes lo abandonaron. La volvieron a adquirir en propiedad los Franciscanos, hasta que fueron finalmente desplazados por los judíos.

En el año 2000, el papa Juan Pablo II ofició en el Cenáculo del Monte Sión una misa privada. Ese día fuentes oficiales del vaticano manifestaron la gran expectativa que este hecho había suscitado y expresaron que “…Los cristianos, y especialmente el Papa Juan Pablo II, quisieran que el Cenáculo, actualmente propiedad del estado de Israel, volviera a ser un lugar de culto católico, debido a su importancia capital para la historia del cristianismo”.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Hallan la antigua ciudad bíblica de Damanuta visitada por Jesús

Esta sería la última ciudad visitada por Jesús antes de la milagrosa multiplicación de los panes y de los peces. Está muy cerca de Magdala, y existió durante los períodos helenístico, romano y bizantino. En ella se encontró un barco como el que pudo haber utilizado Jesús para cruzar el mar de Galilea. 

Arqueólogos británicos descubieron en 2013 en el norte de Israel las ruinas de la antigua ciudad de Dalmanutha que es mencionada en la Biblia y que sería, según el Evangelio de San Marcos 8-10, el último lugar que visitó Jesús antes de alimentar milagrosamente a 4.000 personas tras multiplicar unos pocos panes y peces.

Las ruinas, de unos 2.000 años de antiguedad, fueron descubieras en la costa noroeste del mar de Galilea, en el valle de Ginosar. Según el responsable del hallazgo, Ken Dark, de la Universidad de Reading en el Reino Unido, pertenecen a la mencionada ciudad Dalmanutha del siglo I d.C. De acuerdo con Dark, él y su equipo hablaron con los lugareños, tomaron fotos y buscaron artefactos en la ciudad actual de Migdal, la cual, según afirmó, absorvió con el tiempo a la antigua Dalmanutha. 

Dark basó sus conclusiones en los hallazgos de cerámicas antiguas y una serie de fragmentos de columnas, incluyendo ejemplos de capiteles -la parte superior de las columnas- tallados al estilo corintio, muy común en esa época. «Los fragmentos de las columnas eran partes de las paredes actuales, las piezas de la antigua fachada de piedra sobresalían del porche delantero de una casa y varias columnas de basalto se hallaban entre los escombros», afirmó.

Las pruebas por radiocarbono permitieron datar muchos de los artefactos encontrados. Algunos de ellos, ánforas y cristal, indican que los antiguos habitantes de la zona eran ricos. 

Los pesos y las anclas de piedra, junto con la cercana ubicación de la orilla, adecuada para embarcaciones, indican que la población se dedicó a la pesca. «Dalmanutha fue una ciudad próspera», aseguró Dark en el estudio, publicado en la revista «Palestine Exploration Quarterly». 

Los arqueólogos mencionan que Dalmanutha estaba ubicada muy cerca de la antigua Magdala: «El lado sur de Dalmanutha recién descubierto se encuentra a sólo unos 150 metros de la ciudad natal de María Magdalena», informó «LiveScience». Según Dark, Dalmanutha existía durante las épocas del período helenístico, romano y bizantino. 

El científico también está seguro de que un barco descubierto en 1986, que data de hace unos 2.000 años, fue hallado exactamente en el litoral de Dalmanutha, aunque los autores del descubrimiento no sabían que la ciudad se ubicaba allí. Esta embarcación, de 8,27 metros de longitud y 2,3 metros de ancho, supuestamente fue utilizada por los antiguos pescadores que faenaban en el mar de Galilea. La idea es que Jesús podría haber utilizado un barco parecido para partir de Dalmanutha a la orilla opuesta, donde tuvo lugar el citado milagro.

sábado, 28 de octubre de 2017

Cae parte del techo de la Basílica del Santo Sepulcro

El viernes 22 de septiembre se cayó parte del techo de la basílica del Santo Sepulcro, sobre cuyo mal estado venían advirtiendo los expertos hace tiempo. Cerca del lugar del derrumbe había habido hasta momentos antes medio centenar de peregrinos etíopes, que no resultaron heridos. La policía israelí acordonó la zona hasta que sean reparados los desperfectos.

“La iglesia sufrió graves daños, pero gracias a Dios no hubo víctimas”, afirmó Adeeb Joudeh Husseini, uno de los guardianes del templo. Según informa Palestina News Network, en la zona caída ya se estaban llevando a cabo labores de restauración.

La basílica fue cerrada temporalmente hasta asegurarse las autoridades de que la visita al lugar donde se conserva la tumba de Jesús es segura.

El accidente tiene lugar medio año después de que se completase la restauración del Edículo que la contiene. Ya entonces, Antonia Moropoulou, directora de los trabajos, afirmó que la estructura necesitaba ser reforzada y conservada, siendo precisas labores de drenaje de la lluvia y aguas residuales. La humedad es una de las causas del mal estado de algunas paredes del templo.

sábado, 21 de octubre de 2017

Descubierta una sinagoga del siglo I en la baja Galilea

Ubicado en la Reserva Natural de Nahal Tavor en la Baja Galilea, las ruinas de la sinagoga se remontan a la época del Segundo Templo, que terminó en el año 79 d.C.

El reciente descubrimiento de los restos de una sinagoga del primer siglo en Israel, confirma los relatos históricos de la vida de Jesús, encontrados en el Nuevo Testamento. Situada cerca del Monte Tabor, en la Reserva Natural de Nahal Tavor en la Baja Galilea, en un lugar llamado Tel Rechesh, las ruinas de la sinagoga se remonta al tiempo del período del Segundo Templo, que terminó en el año 79 d.C. cuando los romanos atacaron Jerusalén.

Motti Aviam, investigador en el Instituto Kineret de Arqueología, de la Facultad Kinneret, Mar de Galilea, dijo en un comunicado lo que significa esta excavación en Tel Rechesh. “Esta es la primera sinagoga descubierta en la parte rural de Galilea y confirma la información histórica que tenemos en el Nuevo Testamento, que dice que Jesús predicaba en las sinagogas y en las aldeas de Galilea”, explicó Aviam, según lo informado por el sitio israelí ‘JNS’.

«Nuestro hallazgo refleja cómo era la vida en Galilea durante el primer siglo, en una zona que en mayor parte era rural. El sitio está 17 km en línea recta al este de Nazaret, y a 12 km de Nin (Naim). A pesar que no se menciona el nombre [de la aldea] en el Nuevo Testamento, sabemos que Jesús debió moverse por aquí», explica el arqueólogo Mordechai Aviam del Kinneret College. «Por lo tanto, esto le dará a los eruditos de las escrituras sagradas otra visión de la vida en las aldeas donde Jesús estuvo activo», agregó.

El sitio de Haaretz (también de Israel) señaló que, aunque hubo otras siete sinagogas en el período del Segundo Templo, ya habían sido descubiertas antes, pero la de Tel Rechesh fue la primera al ser encontrada en un entorno rural, en vez de una región urbana. “Las inscripciones y las fuentes históricas muestran que se utilizaron las sinagogas de la época para las reuniones, lecturas de la Torá y estudios en vez de cultos. La lectura de la Torá y las reuniones de oración no eran regulares”, informó Haaretz.

“Una fuente menciona como las sinagogas y el Nuevo Testamento afirman que Jesús pasó por todas las ciudades y aldeas, enseñando en estos templos”. En una entrevista con ‘YNet News’, Aviam explicó por qué los resultados en el sitio de Tel Rechesh se “tornan un lugar muy importante para los cristianos”.

“El Nuevo Testamento describe los sermones de Jesús en la sinagoga de Cafarnaum y otras de Galilea”, dijo Aviam. “Durante el mismo período, incluso Jesús fue un judío que observaba los rituales y los requisitos de las personas y otros tantos rabinos, dio sermones en las sinagogas. El cristianismo se desarrolló después de este tiempo e hizo hincapié en sus sermones en las sinagogas de Galilea”, dijo.

Se espera que el lugar se convierta en un lugar que atraiga a judíos y cristianos. Este no es el primer avance importante en Israel este año, vinculado a los tiempos de Jesús. En marzo, se informó de que varios artefactos desde el primer siglo fueron encontrados en un orfanato en Jerusalén. En marzo, la Autoridad de Antigüedades de Israel anunció que había encontrado numerosos artefactos – algunos que datan de la época del Segundo Templo – enterrados en Jerusalén. El sitio ya había servido como un orfanato y más tarde como una base del ejército israelí.


mysteryplanet.com
http://www.primeroscristianos.com

sábado, 14 de octubre de 2017

La Cruz de Tierra Santa

¿Por qué la cruz de Tierra Santa, que los franciscanos ostentan en su escudo, tiene cinco cruces? Muy probablemente, las cinco cruces representan las cinco llagas de la pasión de Jesús: las heridas en los pies, en las manos y en el costado.

Las primeras cuatro provocadas por los clavos, la última por la lanzada de un soldado romano, como leemos en el evangelio de Juan: “Cuando llegaron a él, al ver que ya estaba muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados le atravesó el costado con la lanza, y en seguida brotó sangre y agua” (19,33-34).

El propio Resucitado presenta sus llagas al apóstol Tomás: “Trae aquí tu dedo: aquí están mis manos. Acerca tu mano: métela en mi costado. En adelante no seas incrédulo, sino hombre de fe” (Juan 20,27).

La devoción a la pasión del Señor y a las cinco llagas se desarrolló en la Edad Media, en particular gracias a san Francisco de Asís. Los estigmas recibidos por él corresponden a las cinco llagas e indican su plena configuración a Cristo.

Una invocación usada en el Via Crucis, que deriva del Stabat Mater del franciscano Jacopone da Todi, dice así: “Santa Madre, haced que las llagas del Señor queden impresas en mi corazón”. 

En la Edad Media había también una Misa votiva de las cinco llagas, que confluyó en la Misa de la Pasión con la reforma litúrgica de san Pío V. La devoción se difundió después con los Pasionistas, a través del rosario y la corona de las cinco llagas.

Es interesante observar que una de las interpretaciones de la llamada cruz de Jerusalén remita a las cinco llagas. Se trata de una cruz griega (con los brazos de la misma longitud) colocada en el centro y rodeada por otras cuatro cruces más pequeñas. Es el escudo de los Franciscanos de la Custodia de Tierra Santa, y también el del Patriarcado de Jerusalén de los latinos.

Las cinco llagas son el signo visible del amor de Jesucristo por nosotros, que llegó hasta dar la vida en la cruz. Como había profetizado Isaías, “por sus llagas hemos sido curados” (53,5).

sábado, 7 de octubre de 2017

Celebraciones por los 800 años de los franciscanos en Tierra Santa

El año en el que estamos, el 2017, es para los franciscanos especialmente significativo porque hace exactamente 800 años, en el Capítulo de Pentecostés celebrado en Santa María de los Ángeles en la Porciúncula en Asís, la Orden se abrió a la dimensión misionera y universal. Con tal ocasión, se decidió enviar frailes por todo el mundo entonces conocido, como testigos de fraternidad y de paz. Fue entonces cuando un grupo de frailes fueron enviados “ultramar”, conducidos por fray Elías de Cortona, a fundar una provincia franciscana, que en sus inicios se llamó, precisamente, de Ultramar o de Siria.

Para esta celebración, la periodista Beatrice Guarrera, en la web de la Custodia en Tierra Santa, explica cuáles son algunas de las celebraciones que se están llevando durante este año justamente en Tierra Santa. Entre ellas, colocar carteles informativos sobre tan importante ocasión. “Hemos preparado pancartas en diferentes idiomas en función de su destino y las hemos mandado a todas las comisarías de Tierra Santa y a todos los conventos de Líbano, Siria, Jordania, Egipto, Rodas, Chipre, Washington, Italia y España”. Lo explica fray Narcyz Klimas, archivero de la Custodia y presidente del comité organizador. “Ya desde el comienzo del año empezamos a pensar cómo celebrar este importante aniversario –afirma– y también la gente empezó a preguntar e interesarse”.

El fraile cuenta que “queríamos comenzar el 14 de mayo (fecha del capítulo de Pentecostés en el que fueron creadas las primeras provincias franciscanas, entre ellas la de Tierra Santa), pero después se decidió inaugurar las celebraciones con una peregrinación en otra fecha”. El 11 de junio comenzaron los eventos en Acre. La santa misa, presidida por el padre Custodio, fue la primera cita de la mañana para continuar más tarde, tras el almuerzo ofrecido por los hermanos, con una visita guiada por el padre Eugenio Alliata a los barrios de Acco donde se encontraba el primer alojamiento de los frailes que llegaron allí.

Imagen relacionadaLa culminación de las celebraciones será a mediados de octubre con tres jornadas especiales de conferencias y conciertos a los que asistirán el cardenal Sandri, Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, el padre Michel Perry, ministro general de la Orden de los Frailes Menores, fray Julio César Bunader, vicario general de la Orden y otras personalidades del mundo universitario y religioso.

El 16 de octubre la conferencia estará dedicada a las organizaciones e instituciones que apoyan las múltiples actividades de la Custodia, mientras que por la tarde en San Salvador, en Jerusalén, una ceremonia litúrgica, presidida por el padre general de la Orden, abrirá las celebraciones del aniversario.

En el mismo lugar, la mañana del 17 de octubre, el cardenal Sandri oficiará la misa y continuará después en el salón de la Inmaculada con una conferencia sobre el tema: “El papel de los franciscanos en Tierra Santa”. Seguirán otras conferencias, incluyendo una dedicada a la llegada de los primeros frailes a Acre, una sobre “Acre cruzada” y otra sobre las reliquias franciscanas encontradas en el primer convento del Monte Sion.

El tercer día, miércoles 18 de octubre, el tema de la reunión será el significado de los frescos de la basílica superior de San Francisco en Asís, seguida por una breve intervención sobre los primeros conventos franciscanos en Oriente Medio. Para la clausura, por la tarde, está prevista una misa con el vicario general de la Orden, a la que seguirá un concierto preparado por el Instituto Musical de la Custodia Magnificat.

“Con el Christian Media Center –el órgano de comunicación de la Custodia dedicado al vídeo y la TV– estamos intentando realizar un documental acompañado de imágenes de ficción, para construir una narración diferente a partir de los lugares simbólicos: el Santo Sepulcro, Acre y el Cenáculo”, afirma fray Narcyz. También las revistas de la Custodia, que se editan en seis idiomas, cubrirán la efeméride con un número especial o con reportajes que serán publicados de manera continua durante todo el año.

“Ahora esperamos alguna iniciativa por parte de los párrocos para que impliquen a la gente con misas especiales o eventos dedicados”, añade el fraile. Mientras tanto, continúan los preparativos y el trabajo del comité organizador: “Estamos esperando tener todo el programa confirmado y después mandaremos las invitaciones para las conferencias también a las universidades locales. Tenemos intención de proporcionar traducción simultánea en inglés”. Santuarios, escuelas, parroquias, revistas, todos involucrados para festejar el octavo centenario de los franciscanos en Tierra Santa.